Como medir tu PROGESO como futbolista

¿Alguna vez te comparaste con un compañero o rival? Estas comparaciones son inútiles, lo único que hacen es enaltecer tu imagen o deprimirte.

Si eres un jugador que se compara mucho con los demás, lee este post hasta el final. 

(7 minutos de lectura)

Franco Morales

Franco Morales

Fundador de SmartBOL

Twitter: @francolmoraless

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El error de compararse con otros

Estoy seguro que alguna vez te comparaste con otro futbolista. Ya sea un amigo que subió a primera o un rival con un estado físico impresionante. 

Esto te puede dar un indicio de lo que debes o quieres mejorar, pero no te llevará a más que eso. 

Está comprobado científicamente que las personas que se comparan con otras son más propensas a la depresión.

Compararse con otros futbolistas es inútil. La vida y el organismo de cada jugador de fútbol es muy distinto.

Este comportamiento solo te llevará a deprimirte o a enaltecer tu imagen erróneamente.

Compararte contigo mismo genera avances

Compararte contigo mismo a lo largo del tiempo genera avances. 

Si mides, por ejemplo, tu peso a lo largo del tiempo, tendrás un indicio claro de como estás haciendo las cosas y que es lo que debes mejorar.

Así identificarás si en la semana estás comiendo mal, si te estás pasando con el alcohol, etc. 

Puedes medir tu técnica si es lo que quieres mejorar. Pídele a esa persona que te apoya fuera del campo que cuente los pases que erras por partido.

Esto te dará, por semana, un indicio claro sobre si estás mejorando o no tu técnica.

Lo que te permite mejorar y mejorar. Mide, analiza y optimiza.

Si identificas que sigues errando muchos pases, optimiza la semana y apunta tu entrenamiento a esto. 

Tus hábitos juegan un papel fundamental en tu carrera como futbolista, no puedes triunfar sin buenos hábitos

Te enseñamos cómo adquirirlos en una CLASE GRATIS.

Cómo medir para mejorar

No hace falta que lo midas todo. Te volverías loco. Escoge una métrica y optimízala al máximo. 

Ejemplo: Sobre la técnica, puedes elegir como métrica “pases errados” o “centros que llegan a destino” (si eres lateral o extremo).

Optimiza esta métrica hasta que lograr tu objetivo, luego pasa a otra. 

Elige una métrica por “campo”, con esto me refiero a: técnica, físico, aprendizaje, mentalidad, etc. 

Enfoca tus acciones a las métricas que deseas mejorar y destina tu entrenamiento a esto. Serás mucho más eficaz con tus esfuerzos.

Pueden contabilizar esto con una app (recomiendo mucho “Life Cycle”). Esto te obliga a ponerte en acción, a nadie le gusta perder. 

Pero no te compares con ellos. Sé realista, conoce tus límites actuales. Luego, trata de mejorar semana a semana tu marca. 

Conclusión

Eres el futbolista que mides. Compárate contigo mismo a lo largo del tiempo. Será más divertido y te sentirás lleno al verte crecer cada día.

Dejarás de sentirte estancado al ver como mejoras. Miraras tu carrera con otros ojos y con expectativas sobre lo que viene. 

Incluso, te conocerás más a ti mismo, esto es una habilidad clave en un futbolista.

Tus hábitos son fundamentales para convertirte en el jugador que quieres, si no tienes buenos hábitos, no podrás tener éxito en el fútbol.

Es tan determinante como eso. O tienes buenos hábitos o dejas el fútbol. 

Por suerte, te enseñamos en una clase completamente gratis como adquirir hábitos a tu carrera como futbolista.

Aprovéchala AQUÍ. No des ventajas. El fútbol no te espera.